MADRID OCULTO

La Maldición de Antonio Grilo

Entre Noviciado y Plaza de España y a solo quince minutos andando desde la Calle Fuencarral, nos encontramos con uno de los lugares malditos de la capital: hablamos de la Calle Antonio Grilo nº 3. Antiguamente la calle se llamaba “Calle Beatas”. El nombre fue cambiado en Junio del año 1899 por el del literato, Antonio Grilo. En el diario La Correspondencia de España, del 11 de Junio de 1899, se  informaba sobre este cambio.  Actualmente, solo queda la “Travesía Beatas” en recuerdo de estas monjas que habitaban en el convento de Santa Catalina de Sena, en el Siglo XVI.  Desde principios del Siglo XX hasta casi nuestros días, la crónica negra ha sido protagonista en esta dirección. Páginas de venta y alquiler de pisos como Idealista.com, se hacen eco de ello y hasta tienen artículos muy llamativos  que titulan: “Como vender un piso en un edificio maldito”. Periódicos como el de sucesos “El Caso”, “La Vanguardia” y “ABC”, entre otros, se hicieron eco de una de las mayores desgracias que sucedió en el edificio… y no fue la única. Es uno de esos lugares marcados por la tragedia, por el crimen y que ha pasado a la crónica de Madrid, como la “casa maldita”. En realidad, según los vecinos y algunas crónicas, toda la calle está maldita. Posiblemente, si hiciéramos una estadística de casos negativos y casos positivos ocurridos en esta calle, estos últimos tomarían ventaja, pero los hechos luctuosos se recuerdan más y quedan grabados a fuego en nuestro cerebro.

LOS PRIMEROS CASOS

Desde 1909 se tiene noticias de hechos dolorosos en la Calle Antonio Grilo: varios vecinos se quitaron la vida tirándose al vacío, otros sufrieron accidentes perdiendo la vida, atropellos, ramas de árboles golpeando mortalmente por causa de un temporal y derrumbamientos como el de la Calle Grilo Nº 14 que dejó sin hogar a siete familias. Abundantes sucesos de esta índole, dieron lugar a que la gente comenzara a pensar que la calle estaba maldita o era víctima de algún conjuro maléfico. Hay que recordar, que por esas épocas, la ciudad era provincial, casi como cualquier pueblo manchego y que los vecinos madrileños se conocían entre sí, casi en su totalidad.

PRIMER CRIMEN PASIONAL

Según algunas crónicas negras, uno de los primeros casos del que se tiene constancia en la prensa, fue el ocurrido el 2 de Marzo de 1915, según informaba ABC, cuando una pareja que iba caminando por la Calle San Bernardo, al llegar a la Calle de Antonio Grilo fue atacada, resultando degollado Don Angel Castellanos. Claramente,  este fue un crimen pasional, puesto que Don Ángel Castellanos, había comenzado dos meses antes una relación con Emilia Navas de veinticuatro años de edad. Emilia, anteriormente había roto su compromiso con Daniel Yagüe, un joven de veintisiete años dado a la bebida y algo pendenciero, motivos por los que Emilia decidió abandonarle. Esa noche, Daniel se les acercó en varias ocasiones, beodo y fanfarrón, insistiéndoles en que bebieran con él. La pareja, declinó la invitación, posponiéndola para otro día dado el grado de embriaguez que llevaba Daniel. Pero Daniel Yagüe, no se conformó con eso y  sacando una faca del bolsillo, la abrió y degolló sin contemplaciones al pobre Don Ángel.

En el año 1932, unos cocineros que trabajaban en el Café San Bernardo comenzaron a discutir; salieron a la calle, y entre las confluencias de la Calle San Bernardo con Antonio Grilo, justo en el mismo lugar donde fue asesinado Don Ángel Castellano 17 años antes, comenzaron a pelear. Uno de ellos, comenzó  golpeando con una botella de vino en la cabeza, y el otro reaccionó sacando un cuchillo de grande dimensiones de su mandil clavándoselo en el estómago y atravesándolo por completo.

El 1 de Mayo 1933, una persona falleció en Madrid y otras tantas sufrieron heridas de diversa consideración, a causa de un temporal de fuerte viento y lluvia. Da la fatalidad, que la víctima, Doña Petra Pérez de setenta años de edad, vivía en la Calle Antonio Grilo. No dejando de ser una casualidad, ese mismo día, Don Virgilio Gutiérrez sufre heridas de diversa gravedad en la cabeza y el pecho en otra zona de Madrid. Don Virgilio también vivía en la Calle Antonio Grilo número 14, finca  que un año antes, había sufrido un derrumbe.

El 9 de Noviembre de 1945, los diarios dieron la noticia del hallazgo de un cadáver en la primera planta del número 3 de la Calle Antonio Grilo. Los vecinos alertaron por el hedor que desprendía el piso, y fue encontrado  en un estado avanzado de descomposición, Don Felipe de la Braña Marcos, de 48 años de edad y “camisero” de profesión. Apareció muerto con una herida inciso  contusa en la cabeza, y hallado con un mechón de pelo en la mano derecha.  Según los forenses que llevaron el caso, el asesinato se produjo posiblemente el día 3 o 4 de Noviembre y el arma homicida fue un martillo con toda seguridad.

Para continuar con las casualidades o causalidades como decía Don Germán de Argumosa, paso a contaros el crimen más atroz y sonado que tuvo esta calle. Nos vamos al número 3, el lugar más maldito de la calle.

EL AMITYVILLE ESPAÑOL (Calle de Antonio Grilo Nº 3)

El 1de Mayo de 1962 a las ocho menos veinte de la mañana, se recibió una llamada en la central del 091 de la Dirección General de Seguridad: un hombre que parecía estar enajenado, les informaba que había matado a toda su familia con un martillo, un cuchillo y una pistola. El hombre se negaba a decir desde donde llamaba. Los policías consiguieron averiguar los apellidos del “enajenado” y buscando en las guías de teléfono, encontraron dos con los mismos apellidos: uno en la Calle Luna y otro en la Calle Antonio Grilo.  Enviaron dos coches patrullas a sendas direcciones y al llegar a la Calle Antonio Grilo, la patrulla vio a un hombre gritando en el tercer piso. Con ayuda de la portera, llegaron al piso y le invitaron a abrir la puerta; en el interior de la vivienda solo se escuchaba a Don José María Ruíz Martínez, pero ni un solo murmullo de la familia. Las fuerzas de orden público insistieron, pero  Don José se negó y les dijo que solo abriría la puerta a un padre carmelita y “que toda su familia descansaba felizmente”. Se buscó al carmelita, el padre Celestino, en el Templo de Santa Teresa de la Plaza de España y este intentó calmar a Don José María, pero el hombre cada vez más enajenado, comenzó a enseñar por la ventana el cadáver de tres de sus hijos, ensangrentados y mutilados. Fue en ese momento, cuando la policía intentó forzar la puerta de la vivienda para acceder a ella, pero instantes antes de conseguirlo, se escuchó una detonación en el interior del piso. La imagen que encontraron fue espeluznante, los cuerpos sin vida y mutilados de sus hijos, el de su esposa y el suyo propio, con un tiro en la cabeza, yacían en distintas partes de la vivienda..

Aquí, sin embargo, no terminan los sucesos escalofriantes del este número maldito de la Calle Antonio Grilo. Casi al año siguiente de haber ocurrido este estremecedor caso,  bautizado como el “Amityville español” por un servidor entre otros, en Abril de 1964 Pilar Agustín Jimeno, estranguló a su bebé nada más nacer y para ocultar su crimen, le envolvió en una toalla y le escondió en un cajón.

En unas obras de remodelación se  hallaron fetos de niños, y para continuar con la maldición, al  modernizar el edificio instalando un ascensor, la empresa encargada de hacerlo  se encontró con numerosos problemas en la realización de su trabajo que originaron una demora excesiva en la finalización de la obra.. Maldición, casualidad o simplemente sugestión. Pero los hechos, hechos son.

INVESTIGANDO EL PASADO

Hay algunos datos de interés y que podrían esclarecernos, al menos, el hallazgo de los fetos, y se refieren al hecho de que en esta calle, había un cementerio que fue supuestamente trasladado al Sacramental….pero ¿y si no fue así y dejaron los huesos dentro? Esto nos podría recordar a la famosa película Poltergeist, en la que se construyó una urbanización sobre un cementerio..

Recuerda, que no solo en el número 3 tienes maldición, ya que toda la calle parece tenerla.

Juan Miguel Marsella

Correcciones:

Marta Delgado

Bibliografía consultada:

El Caso, ABC, La Vanguardia, Idealista, BNE.

Una historia más de mi querido Madrid Oculto, el vuestro. Podéis seguir leyendo curiosidades en la Web y visitar la Fan Page de Facebook

Por favor. dale al me gusta, si te gusta claro está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas