MADRID OCULTO

EL MILAGRO DEL POZO – MUSEO DE SAN ISIDRO

Para quien no la conozca, voy a contar la historia de esta familia madrileña, San Isidro y Santa Maria de la Cabeza, a los que en vida les ocurrieron una serie de milagros, y los que en muerte se les atribuye varios. Sobre todo a San Isidro Labrador, rezado en otras épocas para intentar librar de lluvias o de sequías. La Iglesia Católica habla de unos 400 milagros referidos a este santo. San Isidro nació en Madrid hacia el año 1082 y murió en 1172, en este edificio. Fue enterrado en la parroquia de San Andrés una de las mas antiguas de Madrid o la mas antigua.

En 1212 fue descubierto, por revelación divina, su cuerpo incorrupto. Desde ahí empezó ya hablarse de su divinidad de una forma continuada, si en vida demostró su amor hacia el prójimo y causante de más de un milagro, en muerte como he dicho antes se le atribuyen cientos. Lo curioso del hallazgo del cadáver incorrupto, es que por esas épocas se le atribuye otro milagro, ser el pastor que guío a las tropas castellanas, aragonesas y navarras a un paso no vigilado por Despeñaperros, cuando se  dirigía el grueso cruzado, a la famosa batalla de las Navas de Tolosa, a detener la media luna y como por arte de magia a este pastor o agricultor, no se le volvió a ver más, la soldadesca y los nobles comenzaron a murmullar que la aparición de este hombre había sido un milagro y quien mejor que para atribuírselo que al bueno de Isidro.

San Isidro se hizo muy famoso en toda España, el 15 de Mayo se celebra su fiesta, no solo en Madrid sino en muchos lugares de España, por ejemplo en Alcaracejos (Córdoba). Entre las oraciones que los devotos han rezado he inventado, las hay para todo,  para que dejara de llover cuando el agua dañaba la siembra, rezos para que llueva en épocas de sequía, por eso se le conoce como el patrón de los labradores.

Datos de la Iglesia

San Isidro es Beatificado por Paulo V el 14 de junio de 1619, fijando la celebración de su fiesta el 15 de Mayo.

Gregorio XV Canoniza a San Isidro el 12 de Marzo de 1622. Sin embargo la muerte del Pontífice hizo que se retrasara la expedición de la Bula de Canonización de San Isidro «Rationi Congruit» hasta el 4 de junio de 1724, firmada por Benedicto XIII.

San Isidro es patrón de Madrid desde 1212, y día de precepto en la capital de España desde 1621.

El Papa Juan XXIII extendió el patronazgo de San Isidro a los agricultores y campesinos españoles por Bula «Agri Culturam» dada en Roma el 16 de diciembre de 1960.

http://www.archimadrid.es/jesusmedinaceli/sanisidro.htm

Mas decoración de la capilla.

Patio renacentista

Vista superior del patio renacentista

EL MILAGRO DEL POZO

Las imágenes de arriba son del pozo donde se produjo el milagro. Según cuenta la leyenda, el hijo de San Isidro ¡por cierto! también santo para los madrileños, aunque no exista en el santoral oficial (San Illán),  se precipitó al profundo pozo, veintisiete metros de caída antes de llegar a los escasos tres metros de agua, Isidro y Maria se pusieron a rezar afanadamente al señor. Todo tipo de plegarias y  rezos para que no le hubiese pasado nada al niño, muy tristes rendían su alma a Dios, destrozados por la pena y por la falta de medios, para poder bajar los treinta metros de vertical que tenía el pozo. Cuando pensaron que habían perdido a su hijo para siempre, un extraño ruido procedente del interior, como si fuera un zumbido de abejas, las aguas del pozo comenzaron a ascender, y de pronto el prodigio se produjo, las aguas elevaron hasta la superficie al tierno Illán pudiendo salvarse de una muerta segura, aunque se hubiese salvado de darse un golpe al caer, hubiera muerto ahogado. Entre los muchos milagros que se le atribuyen a San Isidro, es el de hacer andar a un invalido,  curar por interposición de manos y milagros después de muerto, pero los milagros más reconocidos, escritos y pintados, son lo que el santo hacía a través de los ángeles como arar las tierras, evitar tormentas, atraer las lluvias y todo tipo de rezos y oraciones que hace décadas y desde hace siglos la gente dedicaba a este santo y a su familia de «Santos», Santa María de la Cabeza, San Isidro y como no el bueno de San Illán.

Mosaico romano del siglo IV de la colección Villa de los Carabancheles

Ir a la barra de herramientas