MADRID OCULTO

Cuartel de Conde Duque

En el año 2006 junto a mi buen amigo Pablo Moreira acudimos a este conocido edificio cultural de Madrid, a realizar una pequeña investigación. Los testimonios que nos dieron unos trabajadores en la zona de los sótanos de la hemeroteca fue totalmente inusuales y estremecedores.

Cúpula de la fresquera situada en los sótanos del Patio Norte, donde se encuentra la hemeroteca. Juan Miguel Marsella haciendo unos experimentos

__Yo me quedé esperando en el ascensor con la puerta abierta. Mi compañero de pronto se puso a hablar con alguien. Yo me quedé muy sorprendido, ya que no habíamos visto bajar a nadie… Se escuchaba la voz de mi compañero claramente y la otra voz, era temblorosa, como con eco, retumbaba pero yo no podía escucharla bien. Cuando volvió mi compañero «El Buho» como le llamábamos los compañeros, me contó que había visto dos «FANTASMAS» uno tenía aspecto de ser un militar de alta graduación y el otro su ayudante. Me contó que habían sido emparedados en esa zona…

Roberto un trabajador
Túnel de acceso a la fresquera, lugar donde hipotéticamente los emparedaron.
(Madrid Oculto no ha encontrado datos reales de este suceso)

Entre los experimentos que realizamos, hicimos varias grabaciones con grabadoras digitales de la época, ordenador y analógicas…, obteniendo una mimofonía registrada en la grabación en lo que la voz repite lo mismo que yo…

Realizamos medidas obteniendo algunos resultados también bastante extraños ya que abajo no hay ningún tipo de cobertura ni siquiera en AM y FM, hace falta antena. Y las reactancias y electricidad está descartada. Lo más curioso que vivimos ese día fue lo que nos pasó a Pablo y a mi, en un momento estando en esa sala una fuente de calor desconocida se puso entre nosotros, calentándonos y no es broma, literalmente la oreja…

Pablo Moreira realizando un barrido con infrarrojos

Para Roberto uno de nuestros testigos estaba muy claro quien podía ser la aparición, pero claro la historia nos cuenta otra cosa. Para ellos era el General Cabalcanti, quien muestro a continuación en una foto junto a Manuel Azaña pasando revista en el Cuartel.

General Cavalcanti, Manuel Azaña y otras autoridades.

Pero no es así. Este señor casado con una hija de nuestra insigne literata gallega, Doña Emilia Pardo Bazán no podía ser o nos han e engañado históricamente hablando. Este reputado militar no podía ser porque falleció de anciano en Santander. Entonces no me quedaba más remedio que buscar a otro general y quizás de otras épocas. En trece años que han pasado desde esta visita, hubo otras posteriores. Aunque no he cesado mi búsqueda cada vez que tengo la oportunidad o me acuerdo, no he encontrado nada similar, lo mismo tampoco nos lo iban a contar…. Pero fenómenos son muchos los que se cuentan de este lugar y alguna otra anécdota en un post reciente os debo contar.

Espero que os guste y como siempre mucho más en la Fan Page de Facebook

Hasta pronto visitante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas