MADRID OCULTO

La Aparición de San Miguel en Navalagamella y la aldea Templaria de los Degollados

Quien nos lo iba a decir a nosotros que San Miguel Arcángel visitó tierras españolas y encima en nuestra querida sierra de Guadarrama. Para más casuística encima coincidiendo con la fecha de su supuesta primera aparición. Este primer «milagro» tuvo lugar en el año 490 en el sur de Italia, más precisamente en el monte Gargano y el de Navalagamella en 1455.

Para leer más datos sobre las supuestas apariciones del Arcángel pincha aquí.

Esto es un extracto de un capítulo de 50 Lugares Mágicos de la Sierra Madrileña. Para más información, venta y pedidos visita Ediciones Cydonia.

UN POCO DE HISTORIA

Navalagamella, con su anejo la aldea de Los Degollados, recibió el título de Villa el 19 de mayo de 1626, quedando independiente de la jurisdicción de la ciudad de Segovia. Ya en los escritos de Lorenzana sale hablando de la ermita de San Miguel, y habla de la leyenda que os voy a relatar que da fecha a unas fiestas que desde entonces se realizan o eso cuentan, pero antes de relataros la historia de la aparición del Arcángel, vamos a tratar las historias por orden cronológico y voy a describiros la trágica historia que da nombre al camino y a la aldea “los degollados”.

UNA HACIENDA TEMPLARIA PASADA A CUCHILLO

Tenemos que remontamos al siglo XIII,  una aldea habitada por templarios en conflicto con la nobleza gobernante de la zona por el impago de los impuestos exigidos por estos, la orden del temple estaba libre de este pago por bula papal, pero los nobles no estaban por la labor de no llevarse nada por tan ricas tierras. Tras una gran batalla, en la que perecieron masacrados los templarios y sus familias, la zona se llamó “La Aldea de los Degollados”. Desde entonces son muchos los visitantes que cuentan historias sobre apariciones, sonidos de espadas, relinchar de caballos y gritos de dolor.

Desde el año 2015 se lleva a cabo la recuperación de la zona y han sido datados los hallazgos en las épocas en que los templarios estuvieron asentados allí, se trata de uno de los últimos restos de la orden en la Comarca, ahora parece ser que los trabajos están parados…, a pesar de ello yo ya he tenido la oportunidad de estar por los alrededores en alguna ocasión y siempre para un amante de estas historias de caballería es emocionante estar en un lugar así.

Lo curioso de esta leyenda, o realidad por los restos encontrados es que a mediados del siglo XV se construyó en el camino de los degollados una ermita en devoción a San Miguel, como os contaba al principio, los templarios entre sus devociones estaba adorar a este arcángel guerrero, posiblemente como casi siempre no eligieron el lugar de la hacienda al azar a pesar de su trágico final o como trágico final tuvo la orden.

LA APARICIÓN DE LA ENCINA ¿SAN MIGUEL?

¿Qué ocurrió? El Cardenal Lorenzana cuenta que no había en esos años ninguna iglesia en la aldea, pero que si existía en sus inmediaciones una ermita dedicada a San Miguel Arcángel en el camino a la aldea de los degollados… y la historia que narra es curiosa, rocambolesca y hasta demencial, pero a la vez simpática y sobre todo curiosa. La leyenda que ha llegado a nuestros días en forma de fiesta cuenta, que un pastor era que era bastante amigo del vino, y solía visitar las bodegas de Robledo un día cuando regresaba para guardar las ovejas un brillo entre los árboles surgió de la nada y la imagen de cuatro metros de altura y dos de ancho apareció delante de él. El hombre miraba la bota de vino y olía el líquido, pensando que estaba siendo víctima de los efluvios del tinto pero la aparición “divina” se presentó

__Soy Miguel, Arcángel del Señor y te insto a que les hables de mi a tus vecinos de Navalagamella y que me dediquen un lugar de culto ya que os traeré la protección y la abundancia de los campos…

El hombre seguía mirando la bota de vino y a Miguel con cara de circunstancia y le preguntó al Arcángel.

__Señor, soy el pastor más borracho del pueblo,  ¿vos se cree que me van a hacer caso?

__De ahí tu penitencia, si no te creen comenzarás a sufrir las consecuencias por tu mala vida.

El ebrio pastor se dirigió a su pueblo y al llegar, les contó a sus vecinos lo que le había ocurrido, una carcajada al unísono se escuchó en la plaza, mientras que contaba lo sucedido, de pronto ante los ojos de tan jocosos comensales el hombre fue a dar un paso y zas se cayó y se rompió un codo… En esos años del siglo XV muchas cosas que ahora no haría más que asustarnos hacían gracia, y el pueblo no pudo aguantar el volverse a reír mientras que el pobre hombre se retorcía de dolor…

Según Lorenzana en ningún momento describe a Miguel como se llamaba el Pastor como borracho lo describe como hombre de buenas costumbres, de buen comer y beber, pero no como el más borracho, pero dejando este pequeño detalle a parte el hombre al llegar a su casa y hablar con su señor o jefe, se postró en la cama y no pudo levantarse más, el señor asustado de lo que estaba pasando instó a la gente del pueblo a hacerle caso y construir una ermita en honor a este ser celestial defensor espiritual y angelical de los judeocristianos y como por arte de magia el bueno de Miguel curó.

Desde entonces el ocho de Mayo se celebra la fiesta y la romería hasta la ermita de San Miguel, el resto del año el camino es privado… y puede haber ganado y reses bravas a pesar de todo la zona es tranquila y apacible…y el día de la romería aconsejo a todo el mundo visitarla para que veáis la fiesta y las tradiciones de la única supuesta aparición del Arcángel. 

Una historia más de mi querido Madrid Oculto, el vuestro. Podéis seguir leyendo curiosidades en la Web y visitar la Fan Page de Facebook

Por favor, dale al me gusta, si te gusta claro está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas