MADRID OCULTO

El periplo de los restos mortales de Goya. San Antonio de la Florida

UN POCO DE HISTORIA DE SAN ANTONIO DE LA FLORIDA

Las fotografías están realizadas con autorización expresa del Ayuntamiento de Madrid a Madrid Oculto, todas las fotografías están protegidas.

Juan Miguel Marsella – 50 lugares mágicos para enamorados, y Madrid Oculto

EL MAUSOLEO DE GOYA

En este artículo solo os cuento un poco de la historia en la que Goya forma parte, sin hablar de las tradiciones de los 13 alfileres entre otras muy castizas y bonitas… En un futuro post hablaré sobre de ellas con un testimonio de una modistilla de verdad.

Lugar donde yacen los restos de Francisco de Goya y su concuñado

En uno de los parajes más bellos del centro de Madrid, en la ribera del río Manzanares con vistas a la montaña de Príncipe Pío, se esconde una ermita con una historia muy especial, La Real ermita de San Antonio de la Florida, dedicada a San Antonio de Padua. La devoción a San Antonio en Madrid, es muy antigua, desde antes de ser Capital siempre siendo Villa, los madrileños del siglo XVI eran devotos de este santo, e iban a comer los panecillos bendecidos de San Antonio y así asegurarse pan para un año. La ermita fue cambiando de lugar y construida y demolida, por lo menos tres veces que se tenga constancia.

Ermita de San Antonio de la Florida «la auténtica»

La actual fue inaugurada en el año 1798, reinando Carlos IV, y en la primera piedra puesta hay una capsula del tiempo que contiene varias monedas de oro con la esfinge del rey. Diez años después, la madrugada del 3 de Mayo de 1808, la ermita fue testigo del fusilamiento de 41 madrileños a manos de las tropas francesas, dando el comienzo de la Guerra de la Independencia. Muy cerca de la ermita y cruzando las vías del tren por el puente, está el Cementerio de La Florida, donde están enterrados los fusilados y varios de los héroes del levantamiento del 2 de Mayo.  

Frescos realizados por Goya. Durante seis meses estuvo subido a un andamio.

Centrándonos en la ermita y en las tradiciones,  el interior está decorado con frescos de Goya, ya que en 1798 Francisco de Goya era pintor de cámara y Carlos IV le encomendó la tarea de pintar los seis metros de cúpula. Durante seis meses de arduo trabajo, Goya estuvo subido en andamios para que actualmente podamos disfrutar de la belleza de las imágenes, a pesar de su tenebrosidad. Pinturas que muestran algunos de los milagros más importantes de San Antonio y  la gran calidad que tenía el artista.

EL PERIPLO DE LOS RESTOS DEL PINTOR

                En el año 1881 la ermita fue convertida en parroquia. En el año 1905 fue declarada monumento nacional y comenzó una preocupación lógica, con el paso del vulgo y los cirios continuamente encendidos, las obras de arte del pintor maño podían estar en peligro y deteriorarse, el cambio de clima y el humo era la máxima preocupación. Desde 1919 está enterrado en la ermita el propio Goya, que fue trasladado desde la cripta de La Colegiata de San Isidro y sabemos que el cuerpo no está entero ya que le falta la cabeza. Las teorías de porqué le falta la cabeza al de Fuendetodos, es polémica. Una de las teorías que se barajan es que fue adquirida por algún reputado médico para ser sometida a estudio. La verdad de la historia es que el pintor maño está enterrado  junto a su gran amigo Martín Miguel de Goicoechea y ¿cómo saber con certeza  que el cuerpo sin cabeza corresponde al de Francisco?

Interior de la Ermita de San Antonio de la Florida

Goya fue exiliado de España por afrancesado, según las normas de Fernando VII. Francisco falleció en el exilio en Burdeos y fue enterrado en el Mausoleo de la familia Muguiro de Iribarren, junto a su amigo y consuegro Martín Miguel de Goicochea. En el año 1869, el estado español quiso recuperar los restos del pintor, pero no pudo hacerlo debido a una norma del país que impedía exhumar los restos en cincuenta años.  En 1888, por fin llega el momento de devolver los restos a España, pero éstos aparecieron esparcidos por el suelo del mausoleo junto a los de su consuegro Miguel. Los restos se juntaron y fueron preparados para ser enviados, pero el gobierno español, que no estaba muy conforme al no saber realmente si iban a traer los restos de Goya o no, decide no realizar el traslado. Posiblemente los restos estarían esparcidos por el que robó  la cabeza, aunque esto, sólo es una humilde hipótesis mía.

Parte de la lujosa decoración.

En 1899 vuelven de nuevo a exhumar los cuerpos, ya que el gobierno español decide que sean trasladados los restos de los dos  Finalmente llegan éstos a Madrid y son enterrados en la cripta de la Colegiata de San Isidro. En 1900 vuelven a ser trasladados a una tumba agrupada de “hombres ilustres” en la Sacramental de San Isidro.  El 29 de Septiembre de 1919, fueron trasladados a la ermita de San Antonio de la Florida y hoy en día presiden la ermita, enterrados  justo debajo de una de sus grandes obras, ¡Por fin! Yace Goya en Paz junto a su consuegro Martín Miguel.

Una historia más de nuestro querido Madrid Oculto. Un misterio, un cuerpo una sin razón… Puedes seguir leyendo artículos desde La Web y seguirnos desde la Fan Page de Facebook.

Por favor, dale al me gusta, si te gusta claro está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas