MADRID OCULTO

Los restos de Los Clásicos en La Villa y su provincia

Mosaico Romano de la encontrado en la Vía Carpetana expuesto en el Museo de San Isidro

En los últimos meses, están apareciendo en los medios de comunicación descubrimientos de nuevos restos romanos en Madrid, unos hallados en Casa de Campo y otros bajo el terreno donde se encontraba la antigua prisión de Carabanchel. En este último descubrimiento algunos medios hablan de una gran ciudad. Los historiadores conocían muy bien el paso de Roma por La Villa, hasta sabían que había restos arqueológicos en estos barrios que han sido noticia, por muestras rescatadas anteriormente. Cuando los historiadores hablan de grandes ciudades cercanas a Madrid, nos teníamos que trasladar hasta Complutum la actual Alcalá de Henares, para ver restos de gran importancia. Si se demuestra que bajo la prisión se encontraba una gran ciudad, lo mismo estamos hablando de la mítica «Ursuria» de la que hablaban algunos cronistas.

Por la sierra diferentes calzadas romanas atraviesan por ella, comunicando diferentes puntos, por ejemplo la Calzada de la Fuenfria comunicaría por la Sierra de Guadarrama, Segovia con Toledo…

Por Cercedilla, pasa otra calzada romana bien conservada y con abolengo. Por la finca de Monesterio de San Lorenzo del Escorial otra y así podríamos nombrar varias.

Pero siendo esto Madrid Oculto, lo que más nos llama la atención en esta Sierra Mágica es un antiguo culto que se esconde en la población de Cenicientos, conservándose en forma de altar tallado en una enorme piedra. Siendo este lugar según los expertos y estudiosos un altar dedicado a la Diosa Diana, y que luego otras costumbres posteriores con la cristianización, dieron vida a otras tradiciones encubiertas en este ancestral culto que ha llegado hasta nuestros días.

Un altar de la Diosa Diana, (Artemisa – mitología griega)

Desde hace ya muchos años se sabe que esta enorme roca de nueve metros de alto, por siete de ancho en su base, fue esculpida por romanos creyentes en la diosa Diana, diosa virgen de la caza y con una historia mitológica sorprendente ¿Quién era Diana?

La Diosa Diana según la mitología nace poco antes que su hermano mellizo Apolo en la isla de Ortigia, Diana fue engendrada por Júpiter y Latona, mientras que nacía, fue consciente de los dolores que estaba padeciendo su madre con el parto, y cogió tanto miedo a mantener relaciones sexuales con hombres y al matrimonio, que le pidió a su padre el don de la virginidad perpetua, como años antes había solicitado su hermana Minerva, Jupiter se lo concedió  y la otorgó un arco y unas flechas y ser la diosa de los bosques y las bestias, la rodeó de bellas ninfas que tenían que guardar voto de castidad y le dio el don de la transformación pudiendo cambiar de forma.

Diana era cruel con todo ser viviente que se ganara su cólera y no dudaba en destruir todo rastro de vida si fuera por despecho o venganza, lanzando todo tipo de catástrofes y enfermedades. Como ejemplo puedo contarte lo que le ocurrió al bueno del Pastor Acteón, por ver a la diosa bañándose desnuda junto a sus bellas ninfas y ser descubierto, fue transformado en un gran ciervo y cazado por sus más fieros perros.

La Diosa Diana fue muy venerada en la antigüedad por griegos y romanos, sus costumbres  y santuarios se extendieron por todo el imperio y en nuestra región nos ha llegado la huella de este rito ancestral, este tipo de lugares no estaban erigidos al azar, normalmente eran elegidos por zahoríes o por gente experta y eran considerados como tantos otros de este libro, “lugares de poder”. Pero mi investigación me llevó más lejos de lo que cuentan los estudios realizados a este monolito…

Hace pocos meses me di un paseo por este bosque sagrado en compañía de mis buenos compañeros, Pablo Moreira, Jesús Rojo y Álvaro Anula este amigo entabló una conversación con un señor con aspecto de ermitaño que estaba tallando unas piezas de madera a mano en su pequeño terreno pero fresco y acogedor, entre su decoración había artículos variopintos en los que se encontraba una escultura formada por distintas partes óseas de animales, como esos tótem célticos de otros tiempos y nos comentó que la inscripción de la piedra con esa figura femenina acompañada de dos hombres, no corresponde a los Romanos sino a los celtas vetones, y pertenecía a la diosa que veneraban ellos, un culto similar al romano y del que luego ellos se hicieron cargo.

Algunos expertos dicen que esta roca frente a la piedra escrita es un Berraco

ZORRO CORREDERO

Cerca del santuario podemos encontrar desperdigadas una treintena de tumbas antropomorfas, que los expertos no se ponen muy de acuerdo en su datación, pero que se denomina el camino de “Piedra Escrita” unos dicen que son de la época prerromana y otros que pueden tratarse de tumbas de la alta edad media o hasta del siglo XVI, ya que son similares a otras datadas en otros enclaves de la Comunidad, lo que nos podría explicar el ancestral culto de la Virgen de Piedra escrita, que no sería nada más y nada menos que una continuación encubierta del culto de Diana que se llevaba realizando por esas tierras desde hace milenios…

50 lugares mágicos de la Sierra Madrileña
Juan Miguel Marsella Crisóstomo

Una historia más de nuestro querido Madrid Oculto. Un misterio, una tradición ancestral, esos maravillosos cultos de la madre tierra… Puedes seguir leyendo artículos desde La Web y seguirnos desde la Fan Page de Facebook.

Por favor, dale al me gusta, si te gusta claro está.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas