MADRID OCULTO

La Cueva de la Mora de la Pedriza

Este post está dedicado a mi buen amigo José Hernández «El lenon», fallecido hace escasos días. Lenon fue la persona que me mostró La Pedriza con otros ojos y el que me contó todas sus leyendas ya que él fue uno de sus grandes conocedores y guías. Comparto algunas fotos de esos agradables días, y en algunas ocasiones lluviosos, cosas que al Lenon no le importaba, siempre su Piedra era su alma.

Mis condolencias a sus hijos, buenos amigos y a su viuda Amparo Freire.

Juan Miguel Marsella Crisóstomo

LA LEYENDA DE LA CUEVA DE LA MORA

            En España tenemos varios lugares a los que apodamos con el nombre “Cueva de la Mora” y con leyendas similares, normalmente relacionadas con el amor entre un joven cristiano y una sarracena. El gran escritor y ejemplo para los amantes de las leyendas, Gustavo Adolfo Bécquer, también utilizo el mismo nombre para titular una de sus leyendas. Pero  en esta ocasión, la leyenda está en la propia Pedriza, en una zona de difícil acceso y a la que únicamente se puede llegar escalando, o bien  descolgándose desde la parte superior. Es un lugar mágico por excelencia, un lugar de poder y los montañeros como «El Lenon» que probaba sus habilidades en este ascenso, cuentan historias dignas de recordar y de nombrar.

El Lenon en una visita que me enseñó el Refugio de Giner de los Ríos

La Cueva de la Mora se encuentra cerca del refugio Giner de los Ríos, al que todavía suben los enseres y bebidas cargados en un burro. No hay medio de locomoción, excepto la tracción animal y nuestras piernas para poder llegar hasta allí y conocerlo. La leyenda, como otras tantas, está fechada en la época de la Reconquista.

Una joven mora, perteneciente a una rica familia musulmana, se enamoró de un noble cristiano y comenzaron a mantener una relación prohibida, dando rienda suelta al amor. En uno de sus encuentros, fueron sorprendidos por la familia de la joven Fátima; los padres de la bella mora, la castigaron encarcelándola en el interior de la “Cueva de la Mora” y al  joven cristiano, le intentaron dar caza. Cuenta la leyenda, que la joven musulmana estuvo durante años, esperando la llegada de su amado, quien iría a rescatarla de tan cruel destino, y que de la humedad de sus lágrimas, nació un árbol en la rocosa oquedad.

Arriba del todo se encuentra la Cueva de la Mora

Otros cuentan, que desde el momento en que falleció la joven Fátima, su alma despechada vaga entre las formaciones rocosas tratando de buscar a su amor perdido. También se dice, que el joven cristiano fue apresado, asesinado y enterrado cerca de la Cueva y que la joven,  al enterarse de la suerte de éste, se suicidó tirándose al vacío desde la oquedad. Lo que si os puedo contar, y que algunos montañeros y visitantes aseguran, es que cuando han pernoctado en esta maravillosa cueva, se escuchan cantos provenientes de su interior, que el aroma de un perfume desconocido  envuelve la estancia, y que el espectro de una bella mora, se ve algunas noches buscando a su amado.

Una historia más de mi querido Madrid Oculto, el vuestro. Podéis seguir leyendo curiosidades en la Web y visitar la Fan Page de Facebook

Por favor, dale al me gusta, si te gusta claro está.

2 comentarios sobre «La Cueva de la Mora de la Pedriza»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas