Ir a la barra de herramientas
MADRID OCULTO

En Memoria al 2 de Mayo

Hace ya 200 años de cuando el pueblo llano rugió
Unidos todos a una para expulsar al invasor
Luchando pueblo bravío con gran valor
Hasta que el cruel extranjero perdido se rindió.

Cantos de libertad gritaba el pueblo llano.
Contra el mejor ejercito del mundo
Que por traición de mando inmundo
Llegaron a tocar el suelo de su sueño vano

Honor, grandeza y amor del pueblo madrileño
Unidos por una  misma causa por un mismo clamor
Los que demostrasteis vuestra valentía,  vuestro valor
Estaréis siempre en la historia por ese desempeño.
Bravo pueblo madrileño.         

Juan Miguel Marsella Crisóstomo 27/04/07

LEVANTAMIENTO DEL 2 DE MAYO

Ya han pasado 212 años del levantamiento.

Es 2 de Mayo de 1808 el pueblo esta enfadado se llevan a los infantes, varias personas miraban atónitos como los infantes abandonaban el Palacio Real de Madrid, las gentes comenzaron a abordar las carrozas, el infante Francisco de Paula iba en una de ellas, toda la multitud, comenzó realizar su protesta algunos llegaron hasta a abordar a los soldados que protegían los carruajes, en esos momentos había comenzado el levantamiento.

El General en Jefe de las tropas francesas en la península era el General Murat, gran estratega y de plena confianza hacia Napoleón, pero cruel con el enemigo, mandó un regimiento de granaderos para reprimir las protestas populares, comenzaron a disparar indiscriminadamente hacia los civiles que se estaban amontonando en lo que actualmente conocemos como la Plaza de Oriente. Múltiples bajas, diversos heridos.
El pueblo de Madrid tenía ganas de venganza y en las calles se fueron formando guerrillas dirigidas por  distintos caudillos, pobres y ricos unidos por la misma causa, los ricos abastecían repartiendo las pocas armas que poseían a sus empleados de confianza, de los barrios y calles, con hoces, guadañas, navajas de siete y doce muelles estilo Albacete, también llamadas albacete o cheira, su mas fiel arma, las guarniciones de los cuarteles estaban alborotadas, ya muchos héroes están preparando su hazaña, muchos están ya pensando en unirse con el pueblo, su pueblo, ellos no son franceses y han matado a sus vecinos y amigos.

La carga de los mamelucos por Francisco de Goya

El parque de artillería de Monteleón (Actual Plaza del 2 de Mayo), se unió al levantamiento. Los capitanes D. Luís Daoíz y Torres y D, Pedro Velarde Santillán, el Teniente D. Jacinto Ruíz y el joven cadete de 12 años Juan Manuel Vázquez y Afán de Ribera  entre otros, civiles, como Clara del Rey, Manuela Malasaña, Juan Manuel Malasaña, aguantaron las cargas realizadas por el ejército francés los primeros hostigamientos, pero cuando llegaron las cargas de los mamelucos ya no pudieron aguantar el duro enfrentamiento. Sacaron los cañones del acuertelamiento uno en frente de la puerta y los otros apuntando a extremos opuestos, aguantaron el envite primero, el segundo pero cuando Murat mando el fuerte del ejercito ya no tuvieron tanta suerte. Resistieron hasta perecer en el campo de batalla, el Teniente Ruiz consiguió huir, gracias a la ayuda de algunos soldados y civiles, para perecer días mas tardes en Extremadura. Se cuenta que el joven cadete Manuel Vázquez aparte de haber salvado muchas vidas de mujeres y niños, sacándolas de la zona de fuego a lugar seguro, dio la vida por su Teniente ya que se interpuso ante un disparo para salvarle la vida a D. Jacinto Ruiz.

  • Teniente Ruiz

Estatua del Teniente Ruiz y bustos de Luís Daoíz y Pedro Velarde. Alcazar de Segovia Fotos cedidas por Marisa

ENCARNIZADOS COMBATES CUERPO A CUERPO

En la Puerta de Toledo y la Puerta del Sol los combates son encarnizados, mujeres y jóvenes, ancianos todos a una, luchan contra la ofensiva francesa, los Mamelucos no tienen compasión, cortan cuellos, pasan a cuchillo a todo el que se pone en su camino. Las calles son tomadas por las caballerías la gente huye despavorida, se esconden entre las puertas algunos caballos pasan hasta a las casas, pinchando y trinchando a los insurrectos, la población esta siendo diezmada, las bajas entre la población casi llega al millar de personas, los cadáveres se encuentran por toda la zona, desde San Bernardo, hasta, toda la zona de la Calle de San Andrés, desde la actual Calle Bailen hasta la puerta de Toledo, los cadáveres se amontonaban, En las calles las peleas entre espadas y navajas eran habituales, tiros, franceses muertos rajados, degollados a palos, apedreados, cualquier arma es buena. En la Calle de San Andrés una pequeña resistencia de madrileños seguía defendiendo la puerta del cuartel de Monteleón, entre ellos se encontraba Juan Manuel Malasaña, uno de nuestros héroes y padre de nuestra heroína, Manuela Malasaña, la que os paso a relatar su hazaña, Manuela era quien abastecía de cartuchos a su padre y madre que desde su casa situada en la Calle de San Andrés en el número 18 defendían ese flanco. Esta bella jovencita, era bordadora, su arrojo y valentía hizo que se salvara de esta hazaña, ordenándola su padre que abandonara el lugar antes de que fuera mas tarde, la joven costurera, huyo de los alrededores del cuartel de Monteleón, pero el destino la hizo cruzarse con un par de soldados franceses, los cuales intentaron cortejarla y ella al no hacerles caso y defenderse con dureza, la arrestaron y la hicieron fusilar, acusándola de ir armada, al portar unas pequeñas tijeras que guardaba en un lateral de su vestido.
Clara del Rey mostró su bravura contaba con 43 años, esta mujer junto a su marido y sus tres hijos, defendió el cuartel con ímpetu y arrojo. Daba ánimos a las tropas cargaba armas, se defendía de las embestidas del fuego enemigo hasta que unas esquirlas de metralla impactaron en su cabeza.

Mosaico de los fusilamientos de la Moncloa – Goya, Cementerio de la Florida

FUSILAMIENTOS Y REPRESIÓN

La noche estaba llegando y una ordenanza firmada por el General Murat, el cobarde Murat, llegó a la ciudad con el mejor ejercito del mundo, con una ordenanza todo aquel que fuera detenido con un arma sería fusilado. En la Madrugada del 3 de Mayo los fusilamientos protagonizaron la velada por muchos puntos, El Paseo del Prado, Moncloa, Monte de Príncipe Pio, por nombrar algunos de los mas importantes, ya que en la propia Puerta del Sol y Puerta de Toledo también fueron testigos de estos fusilamientos, el cuadro de Goya que representa los fusilamientos, fue pintado con la imagen de los fusilamientos de la Moncloa..
Suenan tambores de muerte,  trompetas lejanas, Madrid esta llorando, los tiros de los fusilamientos se escuchan por toda la ciudad entre ellos nuestra joven heroína con solo 17 años Manuela Malasaña va a perder su vida, conservó su honor pero perdió su vida por España. Así muchos otros héroes, héroes anónimos que dieron todo por la sin razón del ejercito francés.
Algunos militares de los que habían conseguido huir llegaron a la población de Móstoles. Situado al sur de la ciudad después de andar los 18 km que los separa llegaron al  Ayto dando la voz de alarma.

__ El ejercito francés ha comenzado la opresión con el pueblo. El pueblo de Madrid se ha levantado contra ellos, tienen a muchos detenidos los acuartelamientos aislados y hostigados, están fusilando a la población. Necesitamos ayuda, para comenzar una sublevación contra los invasores gabachos.

El entonces, el Alcalde de Móstoles, Andrés Torrejón, mandó una Carta contando y animando a defender España contra los frances. A caballo fue llegando el mensaje, hacia las poblaciones cercanas y accesibles, Toledo. Badajoz, zonas de Andalucía y otras zonas de España, recibieron el mensaje en los que se pedía que los pueblos hermanos y las milicias se levantaran en armas para ir a salvar a los ciudadanos madrileños. El 4 de Mayo de 1808 la mayoría de las regiones españolas ya estaban enteradas de los sucesos acontecidos en Madrid y dio el comienzo la guerra de la independencia, aunque la declaración de guerra oficial fuera un mes mas tarde, desde las cortes de Sevilla.

Ver mapa más grande

LOS HÉROES CONVERTIOS EN CALLES


Ahora los nombres de las Calles Velarde, Plaza del 2 de Mayo donde estaba situado el Parque de Artiller ía de Monteleón, La Calle Manuela Malasaña, Calle Ruíz y muchas otras recuerdan lo que fueron esos días para el pueblo de Madrid, monumentos, barrios y muchos otros objetos ornamentales en la memoria de un pueblo que se alzó contra los invasores.

Oda al 2 de Mayo 1866. Bernardo López García

Oigo, patria, tu aflicción,

y escucho el triste concierto

que forman tocando a muerto,

la campana y el cañón;

sobre tu invicto pendón

miro flotantes crespones,

y oigo alzarse a otras regiones

en estrofas funerarias,

de la iglesia las plegarias,

y del arte las canciones.

Lloras, porque te insultaron

los que su amor te ofrecieron…

¡a ti, a quien siempre temieron

porque tu gloria admiraron:

a ti, por quien se inclinaron

los mundos de zona a zona;

a ti, soberbia matrona

que libre de extraño yugo,

no has tenido más verdugo

que el peso de tu corona…!

Do quiera la mente mía

sus alas rápidas lleva,

allí un sepulcro se eleva

cantando tu valentía;

desde la cumbre bravía

que el sol indio tornasola,

hasta el África , que inmola

sus hijos en torpe guerra,

¡no hay un puñado de tierra

sin una tumba española!…

Tembló el orbe a tus legiones,

y de la espantada esfera

sujetaron la carrera

las garras de tus leones;

nadie humilló tus pendones

ni te arrancó la victoria;

pues de tu gigante gloria

no cabe el rayo fecundo,

ni en los ámbitos del mundo,

ni en el libro de la historia.

Siempre en lucha desigual

cantan tu invicta arrogancia,

Sagunto, Cádiz, Numancia,

Zaragoza y San marcial;

en tu suelo virginal

no arraigan extraños fueros;

porque indómitos y fieros,

saben hacer tus vasallos,

frenos para sus caballos

con los cetros extranjeros…

Y aun hubo en la tierra un hombre,

que osó profanar tu manto…

¡Espacio falta a mi canto

para maldecir su nombre!…

Sin que el recuerdo me asombre

con ansia abriré la historia;

presta luz a mi memoria,

y el mundo y la patria a coro,

oirán el himno sonoro

de tus recuerdos de gloria.

Aquel genio de ambición

que en su delirio profundo

captando guerra, hizo al mundo

sepulcro de su nación,

hirió al ibero león

ansiando a España regir;

y no llegó a percibir,

ebrio de orgullo y poder,

que no puede esclavo ser,

pueblo que sabe morir.

¡Guerra! clamó ante el altar

el sacerdote con ira;

¡guerra! repitió la lira

con indómito cantar:

¡guerra! gritó al despertar

el pueblo que al mundo aterra;

y cuando en hispana tierra

pasos extraños se oyeron,

hasta las tumbas se abrieron

gritando: ¡Venganza y guerra!…

La virgen con patrio ardor

ansiosa salta del lecho;

el niño bebe en su pecho

odio a muerte al invasor;

la madre mata su amor,

y cuando calmado está

grita al hijo que se va:

«¡Pues que la patria lo quiere,

lánzate al combate, y muere:

tu madre te vengará!…»

Y suenan patrias canciones

cantando santos deberes;

y van roncas las mujeres

empujando los cañones;

al pie de libres pendones

el grito de patria zumba

y el rudo cañón retumba,

y el vil invasor se aterra,

y al suelo le falta tierra

para cubrir tanta tumba

Mártires de la lealtad

que del honor al arrullo

fuisteis de la patria orgullo

y honra de la humanidad…

en la tumba descansad,

que el valiente pueblo ibero

jura con rostro altanero

que hasta que España sucumba,

no pisará vuestra tumba

la planta del extranjero..

Una historia más de mi querido Madrid Oculto, el vuestro. Podéis seguir leyendo curiosidades en la Web y visitar la Fan Page de Facebook

Por favor. dale al me gusta, si te gusta claro está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *