MADRID OCULTO

El espiritismo en Madrid Siglo XIX

Espiritismo ¿Qué es el espiritismo? Según la RAE:


Del ingl. spiritism, de spirit ‘espíritu’ e -ism ‘-ismo’.

1. m. Creencia en que a través de un médium, o de otros modos, se 

puede comunicar con los espíritus delos muertos.

2. m. Fil. Doctrina fundada por A. Kardec en 1857, que estudia la naturaleza, origen y destino de losespíritus, y sus relaciones con el mundo corporal.

Diccionario de la Real Academia Española
Allan Kardec – Foto de Infobae

La explicación de la RAE no siempre de acuerdo con ella cuando se trata de cuestiones relacionadas con la parapsicología u otros temas de frontera, pero en este caso la primera definición es correcta en su más amplio significado, aunque el espiritismo es algo más actualmente, se ha convertido en una filosofía, en una religión, en una creencia más, la segunda definición de la RAE nos daría respuesta a toda esta vertiente de creyentes ya que en el siglo XIX fue su máximo representante en la filosofía espirita y en sus enseñanzas…

Cuando hablamos de espiritismo, siempre contamos los casos que ocurrían en Europa antes de las grandes guerras del siglo XX, hablamos del ya mencionado Alan Kardec, pero también de diferentes médium que fueron famosos en su época, siempre entre claros y oscuros, investigaciones de científicos reputados, hombres influyentes de la vieja Europa, y a España siempre la dejamos de lado, hablamos de las maravillas de “La Paladino”, de Eva C, o de Daniel Dunglas Home, de los aportes, de los ectoplasmas y de los fraudes europeos de renombre y nuestro país le dejamos de lado, no nos interesa lo más mínimo, cuando con solo hacer una búsqueda en nuestra querida y apasionante Web de la Biblioteca Nacional, te dan multitud de pistas de que en España había renombrados grupos, renombrados médium y varias publicaciones siguiendo la filosofía de A. Kardec.

Desde principios de la segunda mitad del siglo XIX se hacían investigaciones rigurosas sobre los fenómenos espíritas. Se realizaban sesiones controladas y según  los textos a los que he tenido acceso, si son ciertos los apuntes y anotaciones, los fenómenos que acontecían eran realmente impresionantes, se producían aportes (aparición de objetos de la nada de una forma súbita e impactando en el suelo normalmente de una forma violenta o en ocasiones manteniéndose en el aire o apareciendo en lugares donde no había nada), levitaciones de mesas,  bellas apariciones y bilocaciones de médium vivos que no estaban presentes en esos momentos en la sala, y todo esto comenzó con Marieta y su interlocutora Isabel, La Dama de las Flores.

EL ESPIRITISMO EN ESPAÑA

Muchas fueron las personas interesadas en esta “nueva” filosofía llegada y dictada directamente del más allá según Alan Kardec los católicos y protestantes tenían menos poder político y legislativo, a pesar de las protestas y manifestaciones en las puertas de estos salones donde se realizaban estas prácticas, culpando a estos hombres y mujeres como demoniacos y seguidores de Lucifer.

Los interesados de todos los ámbitos sociales y culturales comenzaron a interesarse por esta práctica y en España no iba a ser menos y aunque siempre se había hablado de esas personas que comunican con el más allá y que pueden llegar a contactar con seres fallecidos, “y hasta en la Biblia lo cuentan” bien conocida por nuestros paisanos de entonces, este movimiento alteró de alguna manera el pensamiento de la época, volviendo un poco a ese pensamiento mágico y religioso anterior que en esos momentos se estaba perdiendo y en las ciudades más grandes casi desapareciendo, debido a ese pensamiento mucho más crítico y científico y no tan religioso, supersticioso y místico.

BNE

Cuando la gente de a pie se enteró que en Madrid, Zaragoza, Sevilla y Barcelona (Nombro estas poblaciones por ser donde estaban los grupos más representativos, en el caso de Madrid y Zaragoza fueron los lugares donde aparecieron las primeras publicaciones espíritas de la época) se realizaban estas sesiones, la gente común comenzó a leer las diferentes publicaciones y artículos. Anuncios de personas que comunicaban con los espíritus de personas fallecidas, reuniones y todo tipo de eventos dando expansión a esta nueva filosofía.

Los madrileños comenzaron a frecuentar estas multitudinarias sesiones en los que asistía público de lo más variado y a veces varios médium o grupos interesados que participaban activamente en las sesiones, hacían preguntas y las supuestas entidades hablaban a través de ellos o directamente se podía apreciar la aparición de alguna forma sutil femenina, de un cura, apariciones negativas u otros tipos de ectoplasmas que provenían de la energía emanada por los médium… mientras que estos hechos acontecían en los gabinetes preparados en la sala, a su alrededor comenzaban a surgir una serie de fenómenos de toda índole paranormal. Se paseaban entidades en otros casos apareciendo flores y dulces, siendo regaladas y entregadas a los presentes, apareciendo de la nada o entregadas por esa entidad maravillosa que se llamaba Marietta a través de Isabel.

Estas sesiones comenzaron a hacerse famosas hubo varias personas cualificadas que se  interesaron en saber si realmente lo que ocurría era real o estaban siendo víctimas de algún fraude a través de trucos de prestidigitador o se trataba de algo sobrenatural realmente y estas sesiones eran controladas y revisadas, en el momento que se producía cualquier fenómeno varios de los presentes, hacían sus pruebas alrededor de los médium comprobándolo antes, en el momento de los fenómenos y después de haber terminado las sesiones.

LAS PUBLICACIONES ESPAÑOLAS DEL SIGLO XIX

Cuando hablamos de publicaciones, sesiones y espiritismo en el siglo XIX en España no nos queda más remedio que hablar del fundador de las publicaciones y de la persona que llevo el mensaje espirita más lejos en esa época en nuestro país, Don Antonio Torres Solanot, Segundo Vizconde de Torres-Solanot. Las primeras publicaciones de España aparecieron en Madrid y Zaragoza casi a la par y dirigidas por Solanot.

El Criterio Espiritista en Madrid que estuvo funcionando desde el año 1868 hasta el 78. El progreso espiritista que se fundó a la par con la de Madrid y duró los mismos años. A su vez en los siguientes años, hubo diferentes publicaciones y almanaques con temática espirita que fueron muy bien acogidas por el público, y hasta algunos diarios y revistas generalistas se hacían eco de algunas noticias.  En el año 1878 llegó la separación del «movimiento espírita español» y llegó el cierre de las dos publicaciones…

BNE

El contenido de la revista estaba centrada en la nueva ola que estaba azotando el mundo con esta corriente espírita, artículos traducidos del francés por el propio Solanet sobre la nueva filosofía del varias nombrado a lo largo de este artículo A. Kardec, las reuniones que se iban a realizar en las siguientes semanas, las sesiones mediúmnicas que se iban a hacer y algunos artículos sobre casos que habían investigado, en todos los números durante la década que estuvieron abiertas las cabeceras, estuvieron colaborando con ellas el Centro Espírita Español y el Grupo Marietta.

En el año 1893, después de varios altibajos y las diferentes revoluciones que se estaban produciendo en España, Solanet volvió a la carga con otra revista de temática espírita como fue La Fraternidad Universal pero solo duró un año.

En 1894 la revista cerró, y los grupos ya estaban totalmente fracturados entre ellos y sus fundadores, ya habían pasado muchos de ellos a mejor vida y en ocasiones intentaron contactar con ellos en las sesiones.

La Revista de estudios Psicológicos seguía funcionando y seguía publicándose con la colaboración de diferentes grupos de todas España.

SESIONES ESPIRITISTAS EN MADRID Y LA DAMA DE LAS FLORES

En esos años y el trasiego de las publicaciones hacía que cada vez más gente estuviera interesada, Solanet en compañía de varias de sus amistades realizaban sesiones controladas a las diferentes médium de la época, colaborando estrechamente junto al grupo Marietta y al Centro Espiritista Español.

En las sesiones tuvieron la suerte de conocer a Isabel, una joven que poseía el don según todos los presentes otras médium como Anita participaba activamente en estas sesiones, Francisco García, Antonio Aguado, y así muchos personajes de ese Madrid de pistola y  escaramuzas como contaba Galdós.

La realidad de esta historia, es que estos grupos de personas seguidores del movimiento espirita en vez de tanta sangre que regaba las calles en esas épocas convulsas, este movimiento buscaba más el amor, resupuestas y comenzaba a fraguarse una nueva corriente de creencias, fraudes aparte y otras malas sintonías que como todo grupo humano suele tener. Envidias, celos e intereses, por desgracia dones tan humanos como la mediumnidad aunque no todos los usemos o no sepamos hacerlos funcionar.

Según el libro que recoge todos estos escritos y de venta por ejemplo en Amazon, Grupo Espiritista Marietta – La médium de las flores o las revistas ya mencionadas antes, las sesiones fueron de lo más diversas y en todas ellas siempre ocurrió algo extraño.

ISABEL LA MÉDIUM DE LAS FLORES

Isabel González era una joven con un don muy especial y quienes la conocieron así lo dejaron registrado. La llamaban la dama o médium de las flores y la causa eran los maravillosos aportes (objetos que aparecen súbitamente de la nada) que se producían en sus sesiones, de la nada aparecían flores recién descapulladas, con unos colores vivos como si la floración hubiese sido instantánea encima de los objetos y personas donde aparecían.

Heraldo de Madrid 3 de Diciembre 1934

Otra de las curiosidades de Isabel, es que la malloría de las flores que aparecían no se cultivaba en Madrid ni en sus campos, provenían de América. Rosas, Jazmines, orquídeas y así varios tipos de flores maravillosas, coloridas y totalmente vivas aparecían en sus sesiones. En una de las sesiones aparecieron todas estas variedades: 20 dalias blancas, 10 encarnadas, 10 moradas, 26 claveles, 14 rosas, 6 ramas de nardos.

Aparecían dulces, como caramelos, chocolate, anises y otras golosinas. También aparecían diferentes espíritus, y otras médium bilocándose, como uno de los casos que cuentan los cuadernos de Marietta. sobre una Señora a la que llamaban Anita.

Doña Ana se encontraba en su domicilio, ese día no había podido asistir a las sesiones porque se encontraba cansada, de pronto mientras Isabel contactaba con Marietta, desde el fondo del salón apareció la imagen de Anita, todos los presentes se quedaron totalmente impresionados, Isabel y algunos de los presentes, pensaron en lo peor, y es que Anita hubiese muerto. Pero no fue así, cuando terminaron la sesión se fueron a buscar a Anita a su casa y salió su hija a atenderles y la contaron la historia y ella muy sonriente, contestó que su madre se encontraba en la habitación perfectamente y que pudo asistir a la reunión.

En las sesiones se daban cita diferentes fenómenos como, aportes, ectoplasmas, movimientos de objetos varios, luces que se apagaban y se encendían, extrañas melodías e interactuaban con los presentes, sesiones iguales o más interesantes que las famosas europeas donde físicos y científicos de alto renombre las controlaron, aquí pasó igual, aquí sucedió lo mismo, pero nuestra historia a veces la queremos enterrar no se sabe bien porqué  y contamos la de los demás.

Podría contaros muchas más cosas sobre los grupos que hubo en esos años en España siguiendo esta doctrina, y contaros muchas más sesiones espíritas impresionantes, el tema daría para un libro, os he intentado solo resumir lo que ocurría en Madrid desde la segunda mitad del Siglo XIX hasta finales, pero os aseguro que este artículo no ha terminado aquí, en el momento que disponga de más información, os contaré los lugares donde se dieron cita esos fenómenos extraños y esas sesiones tan impactantes.

Gracias por seguirnos.

Una historia más de mi querido Madrid Oculto, el vuestro. Podéis seguir leyendo curiosidades en la Web y visitar la Fan Page de Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *