MISTERIOS DEL METRO DE MADRID

METRO MADRID LEYENDAS ANTIGUAS Y MODERNAS

                La red de Metro de Madrid fue inaugurada el 17 de Octubre de 1919 por el rey Alfonso XIII, contando aquella Línea 1 con las estaciones comprendidas entre Cuatro Caminos y Sol, aunque con una estación más en su recorrido (la estación-museo de Chamberí).

                El Metro de Madrid actualmente ofrece al ciudadano,  12 líneas más el Ramal Norte y tres líneas de Metro Ligero con casi 300 estaciones, vamos a llegar a unos 292 kilómetros de vías. Actualmente está considerado como uno de los mejores metros del mundo y Madrid una de las ciudades mejor comunicadas.

                Pero bueno esto solo es un poco de historia, hoy voy a  contaros algunas de las leyendas que se cuentan del Metro de Madrid.

LAMENTOS FANTASMALES EN TIRSO DE MOLINA

Cuando comenzaron las obras de ampliación de la línea uno en 1920, una de las estaciones que iban a comenzar a funcionar era la de Tirso de Molina, mientras se realizaban las obras de la estación, unos obreros escucharon una serie de lamentos y gritos pidiendo auxilio, los operarios al no poder dar crédito a lo que estaban viviendo y no encontrar una explicación racional, se asustaron y salieron corriendo abandonando el puesto de trabajo,  este incidente llegó a oídos de las autoridades y enviaron a otros operarios , para que derribaran el muro de donde provenían esos lamentos, la sorpresa fue al comprobar que cuando tiraron el muro, había un cadáver en su interior.
Distintos investigadores llegaron al lugar donde se había encontrado los restos y hasta se llegaron a parar las obras durante algún tiempo, y la historia circulo por la prensa de la época y entre los mentideros de La Villa, algunos investigadores, llegaron a decir que donde se habían realizado las obras antiguamente había una ermita y que esta podría estar relacionada con los restos óseos encontrados. Los espiritistas de la época lo achacaron a alguna muerte violenta producida en esa ermita ya fuera en manos de los sarracenos o por otros menesteres.

tirso

CUCHILLADAS ENTRE ANDENES

En la década de los cincuenta, una extraña leyenda circuló por los andenes de la línea uno de Metro de Madrid. Al parecer durante varias semanas hubo distintas denuncias de mujeres que fueron apuñaladas en el metro, sin ellas percatarse de la agresión hasta pasado un buen rato que la gente las informaba de que estaban manchadas de sangre o notaban el dolor, esto parece ser que ocurrió entre las estaciones de Atocha y Puente de Vallecas,  las personas que cogían el suburbano por aquellas épocas, miraba de un lado a otro sospechando de todo aquel que se acercara demasiado. Según continuó la leyenda, parece ser que cuando fueron examinadas las víctimas las heridas habían sido producidas por un bisturí. Un corte fino y limpio, muy difícil de detectar si se hace con la destreza adecuada.
Nunca se supo quién fue el artífice de estos acontecimientos, ni si quiera si esta historia, o leyenda ocurrió en la realidad.

Andén de metro

LA ANTIGUA ESTACIÓN FANTASMA DE CHAMBERÍ
                Perteneciente al primer tramo de la línea 1, construido del Metro de Madrid,  la estación de Chamberí  se inauguró el 17 de Octubre de 1919 y  se cerró al público el 21 de Mayo de 1966, su cierre fue debido a la afluencia de público y al impedimento por no poder ser ampliada, ya que la estación se encontraba en una curva, y era de difícil remodelación, mientras tanto ampliaron tanto la estación de Iglesia como la de Bilbao, dándoles más de 60 m, casi uniéndose a Chamberí por ambos costados, así se quedó en desuso, durante más de cuarenta años.
Conservando todo el encanto de una estación de los años sesenta, con las máquinas de entonces, tornos, las taquillas, la caseta del jefe de estación, los bancos, estuvo durante mucho  tiempo, hasta que por desgracia, los vándalos y grafiteros, descubrieron por donde entrar y destrozaron toda la belleza de esta estación “fantasma”.
Cuentan muchos conductores, que cuando pasaban a altas horas de la noche por esa estación que se veían sombras deambulando por allí, dice que eran figuras espectrales, en otras ocasiones, personas que se han colado desde alguna de las estaciones colindantes, arriesgándose la vida, para llegar a Chamberí, ya que pueden ser atropellados por algún convoy, en el corto trayecto. Describen estos arriesgados jóvenes, que cuando estaban en el interior de la estación, aparte de apoderarse las sombras de cada rincón de la misma, los sonidos eran de lo más variados, se escuchaban el girar de los viejos tornos, como se escuchaban pasos bajando las escaleras, murmullos, sensaciones, olores, dicen que la sensación vivida aquel día, también acrecentada por el estrés que les había producido el llegar allí por las vías, fue algo inolvidable.
Yo tuve la  oportunidad de estar por la estación y excepto quedarme impresionado, de ver todas aquellas reliquias del metro por mí mismo, pero a la vez muy apenado de ver los destrozos que habían ocasionado los distintos grupúsculos de descerebrados que visitaron los últimos años las inmediaciones de la estación.
El 25 de Marzo del 2008 se inauguró el Museo denominado “Anden Cero” el cual se puede visitar de una forma gratuita y pasear por el interior de la antigua estación, lo mismo nos encontramos una vez más con esos extraños fenómenos.

actos metro

Estas dos fotos han sido encontradas por la red. Petenecen a la estación fantasma de Chamberí

SUICIDIOS Y EL TREN DE LA MUERTE

Aun así los trabajadores del metro cuentan muchas curiosidades referentes a los largos y oscuros túneles. El Metro oculta historias realmente escabrosas, como ser uno de los lugares en los que más suicidios se producen de la capital, estamos hablando de aproximadamente unos ochenta casos al año.

Tunel de línea 1

Por no hablar del extraño accidente que se produjo, la madrugada del 10 de Abril del 2006 en la estación de la línea 6 Puerta del Ángel, dos muertos mientras estaban arreglando la catenaria, por lo que se ve esas máquinas llamadas “tren guarro” máquinas con más de cuarenta años normalmente llevan conductor, al parecer el conductor ese día abandonó la máquina, accionando los dos frenos que porta la máquina, los neumáticos y mecánicos. La máquina se movió más de dos kilómetros antes de impactar con una dresina, otro vagón especializado, ocupado en ese momento por los dos fallecidos y otro compañero que resultó herido.
El caso llegó a los tribunales, y parece ser que se produjo un fallo mecánico, pero lo más extraño de todo esto es; ¿Cómo se estropearon los dos sistemas de frenado a la vez? ¿Manipuló alguien los frenos?
Al parecer la máquina llevaba ya varias peticiones de revisión sin haber sido estas concedidas, hasta siete llegó a decirme mi contacto, pero que nunca se llegó a realizar entre las peticiones de revisión que se solicitaron, una de ellas era los frenos.

Dos muertos, indemnizaciones, por lo menos a una de las mujeres y nadie inculpado en este caso tan extraño que paso a la historia de suburbano de la ciudad de Madrid

Juan Miguel Marsella Crisóstomo
Director Madrid Oculto